Cuando buscamos a Gaby, estábamos agotados los tres, mi esposo, la niña y yo. Fuimos a la cita con Gaby, y para mi era importante que conociera a Sofía porque es de temperamento fuerte. Y supongo que como todas, iba aterrada de no lograrlo. Gaby nos dio confianza y seguridad, y aunque el proceso para que los niños realmente hagan un hábito, es de semanas y hay que ser consistentes y no bajar la guardia, yo les puedo decir, que el principal reto era que durmiera toda la noche, y eso Sofía lo logró en dos noches. Recomiendo a Gaby 100%, la estrategia para el plan de sueño es inmejorable, pero además ella siempre es cálida y se mostró muy receptiva a cualquier inquietud que nosotros tuvimos. Gracias.

 

Fernanda Carriedo

 

Gabriela estuvo muy empática y atenta, muy disponible. Además, entendió muy bien la dinámica de la familia y la necesidad de adaptarnos también en función de nuestra hija mayor,  me gustó mucho que ella entendiera muy bien cuáles eran nuestros objetivos. En particular, aprecié mucho que Gabriela apoyaba mi idea de qué ya no quería dar el pecho en la noche, para seguir dándolo durante el día con una sensación más agradable, sin sentir que era un desgaste o un esfuerzo físico agotador (muy a menudo creo que las mamas que expresan esta necesidad se pueden encontrar frente a discursos de amigas, familiares o doctores que les dicen que es normal que el bebe quiera estar con su mama o que el apego durante la noche es natural, provocando cierta sensación de culpabilidad). Su sueño mejoró mucho... ¡nos cambió la vida a todos!

Delphine Prunier

 “Cuando buscamos a Gabriela nuestra hija tenia 10 meses. En una noche muy buena se despertaba dos veces para que le diera pecho. Muchas veces después de comer ya no se quería volver a dormir o se dormía en brazos y era imposible acostarla en su cuna. Ya estábamos muy cansados y sabíamos que teníamos que cambiar algo. Dejar llorar a la bebe no fue una opción para nosotros, estábamos buscando una alternativa que enseñara a nuestra bebe dormirse sola sin sufrir. Gabriela nos enseño como lograrlo. Por fin estamos durmiendo noches completas y descansamos mejor todos. Estamos muy agradecidos con Gabriela. Nos apoyo en todo momento y nos guió durante todo el proceso.

 

Lena Spiegel

Estaba agotada de no dormir. Investigué métodos para hacer dormir a mi bebe y se me hacían muy crueles. Una amiga me recomendó a Gaby y fue lo mejor que nos pudo pasar. Un método no agresivo y un apoyo bastante padre de su parte. Estamos muy contentos de haber escogido a ella para enseñar a dormir bien a nuestro bebé y con eso dormir yo también jaja. Yo la recomiendo 100 por ciento…

Libertad López

Antes de conocer a Gaby estábamos todo el tiempo agotados, no lográbamos que nuestro bebé durmiera siestas de las de 20 minutos y con el Paso de los días era más difícil que durmiera de noche. Había veces que ni siquiera conseguíamos que durmiera más de 45 minutos seguidos, yo estaba agotada y frustrada por más que leía estrategias para hacer que el bebé durmiera no lo conseguíamos. Cuando llegamos con Gaby yo ya estaba desesperada porque necesitábamos que la situación cambiara pero sin tener que dejar al bebé llorar por horas hasta que se quedara dormido de tanto llorar, buscábamos un cambio pero sin torturarnos (al bebé y a nosotros como papás) en el proceso. Me gusto que las estrategias que se nos planteaban eran flexibles y adaptables y ajustables al tiempo que el bebé necesitaba. Desde la primera semana comenzamos a ver un cambio muy positivo y al terminar el entrenamiento mi bebé ya podía dormirse solo de noche y casi no se despertaba además de poder acostarlo a las 7 pm en lugar de las 11:39 pm así que también como papás teníamos un poco más de tiempo para hacer otras cosas. Estamos muy contentos con los resultados obtenidos así como con el proceso en sí. Si hay papás pasando lo mismo que nosotros, no crean que tienen que aguantar, hacer este proceso es un cambio que vale todo el esfuerzo tanto para el bebé como para los papás.

Covadonga Pérez

Mi hijo estuvo con nosotras en cama haciendo colecho desde que nació, al cumplir 8 meses decidimos que era buen momento para promover que sea un buen chico independiente. Por dos vías de mucha confianza nos recomendaron con Gaby, así que hablamos con ella y nos propusimos lograr con nuestro hijo que durmiera ya en su propia habitación y de ser posible durante más horas corridas, ya que el tema de darle pecho durante la noche para que siguiera dormido era agotador. Gaby nos dió una clase de todos los detalles importantes a considerar para fluir mejor con el ritmo que solemos tener en esas etapas de nuestro desarrollo, sensibilizarnos en ese ámbito considero que fue fundamental para formar mucha empatía con mi hijo durante toda la metodología. Estamos felices de haber dado el paso, nos funcionó al 100% hoy podemos hasta salir de viaje y nuestro hijo a pesar del cambio sigue siendo un buen niño independiente :) Aprendió a tejer sus sueños, muchas gracias Gaby-

Lilia Velasquez

Gabriela nos ayudo a que mi hijo durmiera mejor. Comenzamos al año 9 meses y ahora duerme solo y de corrido. Me encantó que el método es súper natural y totalmente respetuoso con el bebé y los papás. Me gusto mucho que ella te dice que si no te sientes cómoda con algo, no lo hagas. Siempre trata de buscar la manera de ayudarte de acuerdo a lo que haga click con tu forma de pensar, respetando siempre al bebé. También me gusta que el método es poco a poco, respetando el proceso y explicándole al bebé todo lo que va a pasar. Estoy muy contenta porque ahora mi hijo duerme solo, no llora, no sufre y todos en casa descansamos mejor.

Mariana  Mamá

This is a must. Start as early as possible and stick to it. It is like training for any endurance sport, needs a lot of time and patience but as soon as your baby has a full night’s sleep it feels like finishing the race. Be aware that the next day will likely be like starting training again. This then repeats itself many many times but you will be finishing more races.

Manuel  Papá

Inglaterra 

Excelente opción para aprender y ayudar a nuestros hijos bebitos a conciliar el sueño y dormir solitos en su cuna durante todo el transcurso de la noche.

MA   Papá

Buscamos a Gaby cuando Patricio estaba a días de cumplir 7 meses, yo como mamá estaba desesperada, frustrada y sobre todo agotada ya que Pato en una buena noche se despertaba 7 veces, lloraba sin control, quería estar pegado al pecho y nada era suficiente para calmarlo. Tuvimos la primer llamada con Gaby y establecimos un plan de acción bastante sostenible, muy aterrizado y con toda la información y posibles escenarios. Comenzamos con la implementación y las cosas resultaron mucho más fáciles de lo que esperábamos. Hubo el mismo llanto o menos del que había antes del entrenamiento y en 3 días empezamos a ver cambios Radicales. No solo en el sueño, Patricio estaba de mucho mejor humor en el día y nosotros empezamos a descansar mucho más! Sin duda es de las mejores decisiones que hemos tomado en cuanto a la crianza de Patricio.

Karina Alcaine 

Antres de buscar la ayuda estaba muy angustiada por que sabía que Lorenzo no estaba durmiendo lo que necesitaba, me decían que los bebés dormían mucho por no sucedía y no sabía que hacer. El bebé tenía 6 meses cuando iniciamos, despertaba cada dos horas en la noche y sus siestas duraban 20 minutos a lo mucho. La asesoría de Gaby fue un “life saver”, pudimos todos descansar tener más energía, mejor humor y lo más importante que el bebé empezó a dormir más y mejor. El proceso fue más fácil de lo que esperaba y vimos resultados muy rápido.   Gaby no solo es sleep coach sino médico lo que me hizo sentirme mucho más segura, ve el proceso de manera integral y se preocupa genuinamente. No sabría que hacer sin su guía. Quedamos muy contentos y después del plan la seguimos consultando.

Olami Rivera

Desde que mi nena nació no habiamos podido descansar ni de día ni de noche ya que tenía mas de 5 despertares en las noches y a veces nos costaba trabajo que conciliará el sueño, gracias a la asesoria de Gaby mi nena casi no despierta en las noches y cuando lo hace tanto su papá como yo podemos tranquilizarla y que duerma rapidamente, a veces solo con acomodarla en la cuna es suficiente. Las siestas siempre duraba 40 minutos y cada vez duran más, hemos tenido muchos retrocesos pero hemos visto que el aprendizaje está ahí y cada día hay mejores noches y mejores siestas, seguimos trabajando en el sueño de mi nena, pero sin duda ha mejorado bastante.

Anel

En cuanto aplique el entrenamiento tal cual me recomendó la Dra. Gaby me funcionó. Me tarde en hacerlo porque tenía la preocupación de que mi hijo no estuviera suficientemente alimentado si no le daba en la noche (aunque el pediatra me hubiera confirmado que estaba listo para no comer durante la noche) y porque mi cansancio era tal que solo quería que mi bebé dejara de llorar – le daba de comer instantáneamente sin pensar. El día que le leí el cuento de “La Teta Cansada” y estuve determinada a hacerlo funcionó. La primera noche lloró por no más de 10 min. La segunda 5 y la 3era 2 min. Llevo 6 meses de noches de 11 horas de sueño y siestas de 1.5 horas a 2 horas. Es lo mejor que he hecho por mi bebé y por nuestra salud mental como familia.

Gabriela 

El proceso fue muy dinámico y todos aprendimos en la familia. El resultado es súper positivo, sencillamente todos dormimos mejor. 

Emiliano Tisato

Nosotros buscamos a Gaby por recomendación de una amiga, estabamos cansados de que Nico no durmiera sin leche y nos estaba empezando a preocupar que no podíamos lavar sus dientes antes de dormir por que se despertaba y pedía más leche. Gaby nos explico claramente el proceso, y como implementarlo adaptandose a nuestras necesidades. La primera noche fue mortal, no es que llorara tanto pero no pude dormir nada pedía que estuviera con el.... pero para el día 3 el se durmió solo y así hasta el día de hoy casi 8 meses después de que iniciamos. El cambio de hábitos fue super sencillo de implementar y amoroso en cada momento. Estamos encantados, parecen cosas simples pero fueron cambios radicales en nuestro día a día.

Ana Cristina

Leonardo al cumplir un año destetarlo y pasarlo a su cuarto como por arte de magia empezó a dormir noches completas, pero a los 6-8 meses después empezó con despertares continuos y nos costaba mucho trabajo dormirlo, se paraba constantemente y nos buscaba hasta nuestra recamara, así hasta que sus despertares ya no eran uno ni dos ya eran más de 5. Empezamos a desbordarnos por no dormir , gracias a mi hermana y preguntando a sus vecinas nos recomendaron a La Dra. Gaby, y desde la primera sesión empezamos a ver qué estábamos activándolo mucho antes de dormir y que no nos estábamos alejándonos de su recámara en momentos adecuados, la dinámica de la silla y el empezar a separarnos poco a poco fue lo que más nos ayudó a seguir el programa y continuar hasta el final. Hoy mi hijo ya duerme 11 horas seguidas y sus siestas las hace en su cama (no en carriola o en el auto). Hoy día entendemos mejor porque las rutinas y la falta de estas pueden ser un gran detonante en el sueño y en el humor de tu hijo. Gracias Dra. Gaby hoy nuestro descanso es mejor para todos en casa.

Loana  

Pensé que mi hijo era caso perdido y nunca iba a lograr dormir de corrido. Cuando empezamos a trabajar con Gaby, tenía 9 meses y no habíamos dormido más de 3 horas de corrido desde que nació. Dependía 100% de mi, sólo se dormía en pecho y encima de mi. Estábamos desesperados, y el dormir de mi hijo sólo empeoraba. Cuando empezamos el entrenamiento con Gaby, nos dio mucha confianza el saber que era pediatra y la claridad con que nos explicó el proceso. Vimos mejorías desde la primera noche, fue impresionante. Ahora mi hijo duerme sin ninguna ayuda, y de corrido. No esperes más y adquiere las herramientas para que todos en casa duerman mejor.

Tania Caldú 

Alemania 

Nuestro bebe de 11 meses, siempre habia tenido problemas para dormir pero tolerables. Pero el ultimo tiempo se despertaba entre 15 a 20 veces para tomar pecho y yo estaba agotadisima, no estaba descansando nada y eso me tenia de mal humor y cansada durante el dia. Nos recomendaron a la doctora y a penas la contactamos nos sentimos cómodos con ella.

Fue muy amable y clara en explicarnos en que consistia todo y en adaptarse a nuestras necesidades como familia. Yo estaba asustada pensé que le iba a costar mucho a mi bebe y que iba a ser difícil para el, pero no fue para nada así. En dos semanas mi bebe ya se dormía solo sin el pecho y sus despertares redujeron considerablemente y junto con eso sus tomas en la noche. Estamos muy contentos y agradecidos con la Doctora, nuestro descanso como familia mejoro considerablemente. 

Daniela San Martin

Chile

 

Antes de comenzar con la Dra. Gaby nuestro hijo no se dormía si nosotros no lo mecíamos, a veces nos tardábamos mas de una hora en hacerlo dormir, era bastante agotador, en especial para mi esposa. Ademas, durante la noche tenia muchos despertares y solo se dormía con el pecho. Yo estaba preocupado porque mi esposa no estaba descansando y yo no sabia como ayudarle, así que decidimos buscar ayuda. La verdad es que la primera semana fue bastante complicada porque nuestro hijo lloraba mucho pero después se fue acostumbrando y se lograba dormir en 15 min. sin necesidad de cargarlo. Fue un progreso muy grande y afortunadamente también dejo de tener tantos despertares en la noche.

Juan Cristóbal

Chile

Recomiendo este curso a todos los padres. Los conocimientos son muy útiles y aplicando todas las tácticas puedo decir que mi hijo duerme mejor y toda la familia puede descansar más.

Tetiana Kharkivska

El seguimiento profesional de Gaby (aún con la dificultad de horarios y distancia *nosotros residiendo en Alemania), ha logrado resultados verdaderamente satisfactorios y sorprendentes. Ahora todos podemos descansar mucho mejor.

Alfonso Gaitán