“Cuando buscamos a Gabriela nuestra hija tenia 10 meses. En una noche muy buena se despertaba dos veces para que le diera pecho. Muchas veces después de comer ya no se quería volver a dormir o se dormía en brazos y era imposible acostarla en su cuna. Ya estábamos muy cansados y sabíamos que teníamos que cambiar algo. Dejar llorar a la bebe no fue una opción para nosotros, estábamos buscando una alternativa que enseñara a nuestra bebe dormirse sola sin sufrir. Gabriela nos enseño como lograrlo. Por fin estamos durmiendo noches completas y descansamos mejor todos. Estamos muy agradecidos con Gabriela. Nos apoyo en todo momento y nos guio durante todo el proceso."

Lena Spiegel

 


“Estaba agotada de no dormir. Investigué métodos para hacer dormir a mi bebe y se me hacían muy crueles.  Una amiga me recomendó a Gaby y fue lo mejor que  nos pudo pasar. Un método no agresivo y un apoyo bastante padre  de su parte.  Estamos muy contentos de haber escogido a ella para enseñar a dormir bien a nuestro bebé y con eso dormir yo también jaja. Yo la recomiendo 100 por ciento…”

Libertad López

Cuando buscamos a Gaby, estábamos agotados los tres, mi esposo, la niña y yo. Fuimos a la cita con Gaby, y para mi era importante que conociera a Sofía porque es de temperamento fuerte. Y supongo que como todas, iba aterrada de no lograrlo. Gaby nos dio confianza y seguridad, y aunque el proceso para que los niños realmente hagan un hábito, es de semanas y hay que ser consistentes y no bajar la guardia, yo les puedo decir, que el principal reto era que durmiera toda la noche, y eso Sofía lo logró en dos noches. Recomiendo a Gaby 100%, la estrategia para el plan de sueño es inmejorable, pero además ella siempre es cálida y se mostró muy receptiva a cualquier inquietud que nosotros tuvimos.

Gracias.

 

Fernanda Carriedo

"Por alguna razón mi esposo y yo pensamos que con la llegada de nuestra bebé las cosas irían más fáciles ya que teníamos la experiencia de nuestro primer bebé, pero estábamos equivocados. Después de los primeros 6 meses, empezamos a notar que nuestra bebé no lograba dormir ni si quiera 3 horas de corrido por las noches, sí bien nos iba dormía 2horas y media. Ya para el 7° mes, mi esposo y yo estábamos de malas, muy tensos y sobre todo cansados. Acudimos, algo escépticos (mi esposo, sobretodo) al sleep coaching y nos ayudaron a entender las necesidades de nuestra bebé y de su hermano, aplicamos las técnicas con paciencia y amor. A la semana ya estábamos durmiendo los 4 súper bien, empezamos a descansar y las tensiones se empezaron a disipar. Aún nos queda un buen camino, pero hay veces que es necesario detenerse, buscar ayuda y continuar."

Aurora Vazquez

Gabriela estuvo muy empática y atenta, muy disponible. Además, entendió muy bien la dinámica de la familia y la necesidad de adaptarnos también en función de nuestra hija mayor,  me gustó mucho que ella entendiera muy bien cuáles eran nuestros objetivos. En particular, aprecié mucho que Gabriela apoyaba mi idea de qué ya no quería dar el pecho en la noche, para seguir dándolo durante el día con una sensación más agradable, sin sentir que era un desgaste o un esfuerzo físico agotador (muy a menudo creo que las mamas que expresan esta necesidad se pueden encontrar frente a discursos de amigas, familiares o doctores que les dicen que es normal que el bebe quiera estar con su mama o que el apego durante la noche es natural, provocando cierta sensación de culpabilidad). Su sueño mejoró mucho... ¡nos cambió la vida a todos!

Delphine Prunier

Trabajamos con ejecutivos de:

​© 2023 por Gabriela Zepeda Orozco Sleep Coaching.

Creado con Wix.com

  • w-facebook
  • Twitter Clean
  • w-googleplus
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now